`Air Force One´ -tranquilos el presi se encargará de todo

Hoy vamos a hablar de una de las películas patrioteramericana por excelencia. También habría otras como Independence Day, pero no vamos a hablar de la de Roland Emerich en este momento, si no de la que hizo su compatriota Wolfang Petersen (ambos nacieron en Alemania), Air Force One. Película divertida donde las haya y rozando la ciencia-ficción en no pocos momentos. No es que veamos un futuro cercano donde las máquinas dominan a la humanidad, pero sí un presidente de los Estados Unidos más audaz que McLane en una convención terrorista, alejado de la realidad como todos sabemos.

Ahora bien el divertimento al que hago referencia es precisamente ése, el del cachondeo -consciente o no- que Petersen hace al mostrarnos los signos patriotas elevados al cubo al que hacen referencia en su película. Además, hablamos de uno de los últimos éxitos (y ya ha llovido ya) de Harrison Ford. Si es que no hay nada que venda mejor que ser presi de los EE UU y ser padre de familia.

La premisa es bien sencilla. Harrison Ford es el mandamás de la primera superpotencia del mundo. Tiene esposa y una hija. Gary Oldman es un terrorista más malo que un dolor de tripas. Cogen “prestado” el avión del presidente, el Air Force One. Evidentemente hay exigencias y les importa tres pitos que Indiana Jones haga caso omiso a lo que quieren. En la realidad un presidente se lo haría encima y olería peor que el sobaco de Neo después de pelear con 100 agentes Smith, pero aquí Ford se acuerda que estuvo buscando El Arca Perdida y se enfrentó con una secta de hindús muy cabroncetes en la secuela, así que nada le impedirá sofocar los siniestros planes de Oldman-terrorista.

Visto así la peli tiene un humor que para sí lo querrían muchas comedias que quieren incitar a la risa y el cachondeo. Por lo increíble de las situaciones y por el tufo risible que nos deleitan los diálogos que ofrece Glen Closse y los títeres que le acompañan. Es lo de siempre, los americanos buenos ganan y la sala (da igual el sitio) se llena de “¡bravo, bravo, bravo!!!” o “siiiiiiiiii”. Hablo de la sala donde están reunidos los militares y altos mandos, no de la sala de cine. He considerado importante explicar eso.

Creo que las cosas tienen que ir en su justa medida. O como me dijeron una vez “ni calvo, ni dos pelucas”. Ni me gusta el excesivo patrioterismo que veo en algunos americanos, ni me gusta el excesivo desprecio que hay aquí por la bandera española (sales a la calle con una y te tachan de facha a las primeras de cambio). Como digo, ni blanco ni negro, puede haber gris.

Sin embargo, si quitamos ese tufete mil y una vez visto (recientemente en Transformers 3 he visto muchos detallitos de ese tipo) la película de Petersen tiene momentos de acción que pueden satisfacer. Tiene esa tensión que mantiene al espectador pensando como saldrá victorioso el nuevo Cid Campeador de turno. Y por supuesto no cabe la menor duda de que es un producto tan digerible como olvidable en líneas generales. Tan sólo nos vendrá a la mente “aquella película en la cual Harrison Ford hacía de presi americano y les daba al pelo a unos terroristas”. Con lo que igual los creadores de Air Force One consiguieron lo que querían, demostrar que el Jefe de Estado es un ejemplo para todos y que el pueblo americano estará siempre seguro.

Por supuesto, nunca me he llegado a imaginar en dicha situación a Clinton, Bush, Obama, González, Aznar o Zapatero, entre muchos otros. Creo que estoy muy arrejuntado a la realidad cuando salgo de una sala de cine.

Fdo: Snake   

, , , ,

  1. #1 por Moutache el 26 octubre, 2011 - 12:59

    De vergüenza ajena. Y viniendo de Petersen, el mismo tipo que rodara “Das Boot”. Hay cosas que me son tan dificiles de digerir…

  2. #2 por Vinny el 2 noviembre, 2011 - 22:30

    Lo siento, Snake, pero pienso lo mismo que Moutache en unas cuantas situaciones de esta película. Uno de los detalles que no me gustaron de esta cinta es que Harrison Ford no entra en acción contra los terroristas después de que haya pasado una hora de película.

    Otro de los detalles que me parecieron estúpidos fue el de los cables rojo, blanco y azul. Espero que comprendas el porqué, y si no te lo digo yo ahora: Estos colores recuerdan mucho a los de una bandera de un país muy famoso. Doy una pista: No es la Francia. ¿Comprendes mi cachondeo?

    Y último detalle que no perdono: A pesar de durar dos horas, se hizo demasiado larga. Comprendo que la escena esa en la que el Air Force One lucha contra los aviones de los terroristas antes de que un avión rescate a los pasajeros del avión del presi está bien rodada y bien actuada, es dinámica, y resulta emocionante. ¡¡¡ATENCIÓN: SPOILERS!!! Pero pienso que debería haber estado intercalada antes del fallecimiento del malo del film para que estuviera más justificada y emocionara más. Además, el jefazo de los malosos era un fanático y estaba loco de remate. Él mismo habría estado dispuesto a pedir a los suyos propios que enviaran aviones para atacar el Air Force One mientras que James Marshall, así se llamaba el personaje encarnado por Ford, y el resto de los buenos estuvieran atacando a la amenaza presente en el avión presidencial.
    ¡¡¡FIN: SPOILERS!!!

    Por desgracia, no me he visto todavía “Das boot”, pero me descargué y escuché su magnífica banda sonora. La veré algún día.

    Los medios no dan una buena imagen de la obra de Petersen. Se metieron con “La tormenta perfecta”, y el remake de “Poseidón” pasó sin pena ni gloria.

    También reconozco que el problema que tengo con “La historia interminable” es que Wolfgang Petersen sólo adaptó medio libro. La otra mitad fue adaptada muy libremente, por cierto, en “La historia interminable II” por otro director. Para mí, esta saga es un desperdicio, porque, aunque no me dejó satisfecho del todo la película original (Atreyu tenía la piel verde en el libro, en el film es un niño normal como otro cualquiera), yo hubiese preferido que Wolfgang rodase la segunda parte para que ésta conservara y/o mejorara el apartado artístico alcanzado por la primera, además de que Barret Oliver y Noah Hathaway repitieran los roles de Bastian Baltasar Bux y Atreyu respectivamente.

    Espero que comprendáis vosotros porqué no tengo demasiado interés en la obra de este director.

  3. #3 por Demóstenes el 18 noviembre, 2011 - 22:59

    Es una película sin pretensiones y entretenida… tampoco le buscaría mucho más. Guardo buen recuerdo de ella, aunque claro que era un niño cuando la vi hace ya años en el Canal +!! (las opiniones cambian con los años)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 509 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: