`Noche de Miedo´ -menos humor y más sangre digital-

Hace muchísimo tiempo que tengo en preparación un post sobre los remakes, pero las cosas las vas dejando tiempo y tiempo y al final lo vas postergando para un futuro más bien próximo, aunque indeterminado. Digo eso porque la película que nos ocupa, al igual que otras muchas que se estrenan al año, es un remake sobre una película a la cual le tengo cariño. A ella y a su secuela -la cual tenía más humor-, la cual todavía no ha sido editada en Dvd por desgracia.

Así que, como comentaba en el citado post que todavía no ha visto la luz, lo normal es que si has visto la cinta original en la que se basa el remake de turno, acabes comparándolas quieras o no. Otra cosa es que no lo hayas hecho, con lo cual el “remake” será tu primera visión y ahí te quedas. Te gustará o no pero no habrá nada más.

Craig Gillespie tan sólo tiene en su haber tres películas, siendo Noche de Miedo una de ellas. Pero lo más curioso del asunto es que no hablamos de alguien como Alexandre Ajá u otros directores que han ubicado su filmografía en el género de terror, suspense o thriller, si no que ha dado un giro radical después de haber dirigido Lars y Una Chica de Verdad (curiosa pero por momentos aburrida) y Cuestión de Pelotas (típica bobadica para pasar la tarde del Sábado si la emiten por televisión).

Entremos en materia, porque después de ser haberse estampado en la taquilla (apenas recaudando siete millones más de su presupuesto -lo que equivaldría a pérdidas si no fuese por los derechos de emisión en tv y el alquiler doméstico o ventas directa), la película en sí se deja ver y satisfará a más de un admirador de los chupasangres cinematográficos.

Como decía en párrafos anteriores, si has visto la película de 1985 dirigida por Tom Holland, es muy posible que os pasase como a mí. El factor comparación entra en juego y notas, inconscientemente que hay detalles o cosas que no te cuadran y que a la larga -más concretamente cuando acabas de verla- no se antepondrá a tu peli apreciada y mil veces vista desde que la viste de crío.

Anton Yelchin no supera William Ragsdale interpretando a Charley Brewster, ese adolescente que descubre que su vecino es un vampiro, ni el amigo gamberrete o metelíos -aunque aquí le den más juego en algunos aspectos-, sí es cierto que la mera presencia de Imogen Poots me dejó tan encandilado (la descubrí en 28 Semanas Después y le voy siguiendo la pista) que perdoné no pocas cosas de Noche de Miedo, superando en belleza a Amanda Bearse.

Si vemos Noche de Miedo sin los prejuicios que he mencionado antes, los de la comparativa original-remake, la película no flaquea en cuanto a entretenimiento. No lo hace si nos basamos en los momentos de suspense como cuando el protagonista, su madre y su novia son perseguidos por Jerry (Colin Farrell) o en el climax final (bastante bueno a mi parecer).

Sin embargo, y ahora sí tengo que compararla con la de Holland, hay muchas elementos que se han perdido por el camino y que sí hacen mella en la valoración global. Cierto es que un remake no tiene porque ser cien por cien fiel a la película original (véase la estupidez que dirigió Gus Van Sant en 1998, titulada Psicosis), ya que no aportaría nada nuevo, pero a la larga acaba siendo algo negativo si el cambio es muy radical.

Holland combinó varias cosas en Noche de Miedo. Suspense, terror, sensualidad y comedia. Si bien no marcó un antes y un después, sí creó una pequeña legión de seguidores que la han reivindicado como una película emblemática de la década de los ochenta. Precisamente en su segunda parte aumentaba la comicidad, pero sin dejar de lado el género de terror. Siendo una disfrutable y digna secuela.

Así que como aspecto negativo tendríamos a Colin Farrell que no le llega a la suela de los zapatos a Chris Sarandon. No le llega en cuanto a la sensualidad que he hecho mención anteriormente, como uno de los elementos que introdujo y que es parte del vampirismo (hablo de sensualidad, no de ñoñería -véase la saga Crepúsculo-). Aquí Farrell, es cierto que también los sedientos de sangre humana lo son, es un depredador nato, pero se echa en falta esas escenas donde Sarandon enamoraba la pantalla y más concretamente a la novia del protagonista.

No hablemos de Peter Vincent. Donde Roddy McDowall era uno de los puntos fuertes de la película. Ése cazavampiros ficticio que se acaba envuelto en una aventura que ni él mismo habría imaginado. En esta versión David Tennant se limita a poner perpetuamente una expresión de asombro -aunque la imagen que he puesto más arriba no es su aspecto durante toda la película- y no se acerca a la incredulidad y la cobardía que McDowall nos ofrecía. Precisamente lo que encandiló al público cuando vio Noche de Miedo.

Pero lo peor de todo, a mi parecer, es de nuevo el uso de los efectos especiales en contra del maquilla y el látex que tan buenos resultados dan en el cine. Desconozco si es porque cuestan más, cosa que dudo, o si llegados a este punto ni se plantean otra cosa que no sea hacer algo con el pc de turno. En Noche de Miedo -la original- una de las cosas que más asombró fué el aspecto con que mostraban a los vampiros. Con esas enormes bocas llenas de dientes puntiagudos podían llenar de pavor al más pintado (sobre todo la de Amy, la protagonista). En esta película lo han respetado, es cierto, pero con un “cante” que personalmente no me ha convencido en absoluto. Quizás me he vuelto muy purista, lo reconozco, pero hay películas donde notas que donde haya un buen maquillaje que se quite lo digital (para mí uno de los grandísimos fallos de Soy Leyenda).

Todo esto tampoco es que sea un grandísimo obstáculo, para el remake, sobre todo si no has visto la de Holland y vas de nuevas. Más o menos hablaríamos de una actualización más o menos disfrutable pero que ni de lejos quedará en el recuerdo tal y como sí ha quedado la del director de Muñeco Diabólico.

Fdo: Snake   

Quizás te interesa la reseña de la cinta original:


, , , , , ,

  1. #1 por Karelia el 27 diciembre, 2011 - 21:23

    Pues yo me lo pase….de miedo. Vi este tiempo atrás la original y bueno…esta me ha gustado bastante mas. Para gustos los colores, fijate que siempre pensé que el vampiro de la antigua era ridículo pareciendo sensual porque le faltaba unnosequequeseyo que precisamente a Farrell en este caso no le falta.

  2. #2 por Pliskeen el 28 diciembre, 2011 - 10:59

    Creo que con la original influye mucho el factor nostálgico y ese toque ochentero que tanto nos encandila. Pero la verdad es que a mi ambas me parece que están al mismo nivel, es decir, que no pasan de ser meramente entretenidas. Propuestas simpáticas, cada una hija de su tiempo. Aquí hay menos humor y puede que se echa en falta, pero personalmente agradecí que no se limitaran a hacer un “copiar y pegar” y sí optaran por darle, a una misma premisa, un enfoque distinto.

    En cambio, pienso que a excepción de Roddy MacDowell, el reparto es mucho mejor en este remake, especialmente en lo que se refiere a los jóvenes protagonistas (los originales eran muy flojos, especialmente ella).

    Creo que si se evitan las comparaciones (o no se tiene en muy alta estima la original, como es mi caso), se puede disfrutar de este remake, aunque como ya digo, ninguna de las dos versiones me parece que sea para tirar cohetes.

    Eso sí, los (d)efectos digitales de ésta quedan muy por debajo de los apañados efectos de la ochentera. Y eso sí que tiene delito.

    Saludos ;)

  3. #3 por jorge calvo el 28 diciembre, 2011 - 15:52

    totalmente de acuerdo. el mal de los remakes que hoy obedecen más a cuestiones estéticas que a la historia a la que sirven; si te apetece lee lo que escribi en mi blog sobre estas pelis. te dejo el enlace:

    http://klaatuyyo.blogspot.com/2011/12/vampiros-vaqueros-alienigenas-y-viajes.html?m=1

  4. #4 por didier el 3 enero, 2012 - 03:03

    es uno de los pocos remake que han gustado…no es sencillo hacer en la actualidad una peli de vampiros que logre mantener los elementos básicos de los chupasangres de antaño con las nuevas costumbres de los humanos y características de la sociedad (en realidad crepúsculo ha jodido el tema de los vampiros). Una historia sencilla sin argumentos rebuscados, buena dosis de humor (hasta logran burlarse de crepúsculo jeje) creo que faltó u poco más de sangre y un final de esos que de dicen que puede haber una segunda entrega. El punto negativo fue Peter Vincent, esperaba alguien con mejor carisma que una versión alcohólica de Crish Angel

  5. #5 por Esteban Garrido el 7 marzo, 2012 - 19:07

    Terrible remake! la original es muuuucho mejor por largo

  6. #6 por sandra el 23 abril, 2012 - 19:01

    la verdad eso y ke el mundo se acaba en elv año 2012 es pura mentira por para eso ya se fuera acabaado y tambien el mundo seviene acabando cuando el anti cristo ya nasca y comiense ha ser maldad en todo el mundo vhaaa y otra cosa mas ese anti cristo tiene 3 6 en la frente y en otras partes mas y esos 3 6 significan los 3 6 del diablo ese anti cristo muy pronto va ha ir asu casa o mejor dicho en todo el mundo entero disque para ponerle tanbien a ustedesos 3 6 pero yo le recomiendo no dejarse poner nada es x su bien cuidese

    • #7 por Harry Powell el 23 abril, 2012 - 19:39

      “…el diablo ese anti cristo muy pronto va ha ir asu casa o mejor dicho en todo el mundo entero disque para ponerle tanbien a ustedesos 3 6 pero yo le recomiendo no dejarse poner nada es x su bien cuidese…”

      ¿Gracias por el consejo?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 507 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: