Rambo y las Fuerzas de la Libertad -la primera y única serie de animación de John Rambo

Tanto Sylvester Stallone como Chuck Norris (o Mr. T y Hulk Hogan ya puestos) han tenido sus versiones animadas. Hoy vamos a hablar del primero, más concretamente sobre uno de sus personajes más emblemáticos, John Rambo.

Y es que Rambo and the Forces of Freedom estuvo muy influenciada por G.I. Joe, algo que salta a la vista simplemente viendo el cartel que vemos más arriba, y  todos lo que la disfrutaron en su momento, o ahora, lo notaron a las primeras de cambio. Rambo no trabajaba solo y el apoyo de sus compañeros de armas era constante. Incluso ha gran parte del público les gustaba la acción que derrochaba por encima de la otra serie que he mencionado.

 Raro habría sido que una serie animada, normalmente siempre han ido dirigidas para los más pequeños, no fuese acompañada por la polémica debido a su protagonista y al tema en cuestión. Aquí no hablamos de Dragones y Mazmorras, Heidi o Dartacan y los Tres Mosqueperros. Era John Rambo y aunque estuviese dulcificado era normal que la lupa censora, o crítica, hiciese acto de presencia.

 Estrenada en 1986, tan sólo duró una temporada. Eso sí, 65 episodios fué una cantidad bastante notable, con treinta minutos de duración cada uno de ellos. Ruby-Spears Enterprises fué la encargada de producir dicha serie, creada por los que llevaron a cabo Scooby Doo y formados en la mítica Hanna-Barbera.

La serie Chuck Norris: Kommandos fracasó estrepitosamente, con lo que probaron suerte con Rambo. ¿Rambo en horario infantil? Pues la jugada era poco menos que arriesgada, pero se la jugaron.

Todos sabemos que en Estados Unidos  existen una censura hipócrita que no a pocos sorprende. Siempre pongo el mismo ejemplo. En los cómics puedes ver a Lobezno destripar a un tío, pero no un desnudo de Tormenta. A Rambo, protagonista de películas calificadas para mayores de 18 años, no se le podía dejar tranquilo en su versión animada. Los medios de comunicación, antes del estreno de la serie, ya lanzaron el grito en el cielo ante lo que veían que sería una corrupción de sus infantes.

Como basta mover un árbol para que empiecen a caer las hojas, la crítica hacia John Rambo desembocó en el análisis crítico hacia series míticas como G.I. Joe, Transformers, He-Man o Robotech. Cosa curiosa para mí, ya que siempre he pensado que un dibujo animado (igual soy un bicho raro por pensar eso) no puede trastocar el cerebro de un chiquillo. Bueno, siempre y cuando no les pongas Urotsukidoji, pero como todos sabemos ese anime está dirigido para los más mayores.

La crítica llegó antes de tiempo, sin saber siquiera que un gabinete psicológico observaba atentamente cualquier aspecto que pudiese ser “dañino” para los más jóvenes. Y eso en la producción de dicha serie. Vamos, que ya estaban preparados para lo que podía venir. Con todo ello Rambo se resintió en algunos aspectos. La guerra del Vietnam acabó eliminada en el currículum de dicho personaje, así como otros momentos que vivió en las dos adaptaciones cinematográficas (recordemos que todavía no se había hecho Rambo III o John Rambo) que se habían llevado a cabo.

De todas formas el Coronel Trautman (interpretado por Richard Crenna en el cine) estuvo presente, así como Kat Taylor, la cual no era sino una fémina basada en el personaje de Co Bao aparecida en la segunda parte de la saga.

Pero, ¿en qué se diferenciaba Rambo de G. I. Joe -por citar una serie con similares características-? Pues indudablemente en la falta de comedia/ humor o en la inclusión de secundarios tontos o que fueran de graciosillos. En resumidas cuentas, si bien no íbamos a ver una serie violenta o que salpicase la sangre a la pantalla, sí tenía un tono un poco más oscuro y serio. Lo cual a mi parecer era un acierto.

John Rambo no iba sólo en sus misiones, si no que le acompañaba un grupo de lo más variopinto, como es normal en estos casos. Expertos podían manejar cualquier tipo de vehículos, artes marciales, camuflaje, etc.

Al fina, y pese a las críticas, la serie de animación acabó convirtiéndose en un gozo para los seguidores. Llegando a la friolera (no es broma, que muchas series de animación de aquella época no llegan a tal cifra) cantidad de 65 episodios.

El buen rating acompañado con las ventas que había generado el merchandising hicieron que Ruby- Spears realizara otros 60 episodios. Una bestialidad.  Inclusive en la actualidad es atípico que una cadena de televisión ecargue tantos capítulos de un dibujo nuevo poco después de su estreno. Como es normal el merchandising hizo acto de presencia y no fueron pocos los muñecos y vehículos con los que podías estar horas y horas emulando a tu héroe favorito.

Rambo -intro-

Fdo: Snake   

, , , ,

  1. #1 por Karelia el 10 abril, 2012 - 21:02

    Yo no recuerdo ver esta serie, pero me la apunto para cuando tenga un hueco!!!

  2. #2 por deathlok el 11 abril, 2012 - 19:05

    El doblaje también era en latino como G.I Joe

  3. #3 por Na Cho el 12 abril, 2012 - 21:57

    yo tenia 2 muñecos de esta serie, no se que empresa los fabricaba pero los 2 Rambios que tenia tenian el mismo cuerpo pero la cara era tremendamente diferente

  4. #4 por Pliskeen el 13 abril, 2012 - 13:10

    Recuerdo haberme alquilado las cintas Beta de la serie en el videoclub, pero por la tele no estoy seguro de haberla visto. No sé cuántos capítulos llegué a ver, pero seguro que no fueron esos 65, que son bastantes para una primera (y única) temporada.

    Saludos ;)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 507 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: