‘El cabo del miedo’ – Me mata

Aunque Scorsese es un director al que a veces adoro y a veces detesto, reconozco que la jugada le salió redonda con “El Cabo del Miedo” (1991), remake de “El cabo del terror” (J. Lee Thomson, 1962). Cómo hacer una película de más de dos horas con escasos 4 actores, que consigue mantenerte mirando a la pantala sin pestaña, y parir uno de los personajes más temibles de la historia del cine.

Max Cady es la inteligencia maquiavélica y diabólica personalizada. Cuando aparece sentado sobre el muro que separa la propiedad de los Bowden del exterior, cuando ya sentimos de verdad su presencia impasible pero vigilante, es cuando se nos empiezan a poner los pelos como escarpias.

 

¿Escenas imposibles de olvidar? Desde el encuentro en el coche de Sam Bowden y el jueguecito de las llaves, pasando por la escena en que comparte escenario con una jovencísima Juliette Lewis (que le hace la réplica a la perfección en una escena que parece ser la única toma que se hizo durante el rodaje. Vamos, que lo bordaron), sin olvidar la escena final, en la que no terminas de creerte del todo si la pesadilla ha llegado a su fin. Sin olvidar cada vez que De Niro dice aquello de “abogadooooo”.

Mención especial a los cameos de los dos protagonistas de la versión original del 62, Gregory Peck y Robert Mitchum. Todo un detalle que hace más redonda, si cabe, la película.

Un lujazo volver a ver esta película.

Para leer la ficha de la película, pincha aqui.

BlackMandi

Fdo: Black Mandi

, , , , , ,

  1. #1 por ovni el 11 junio, 2012 - 08:55

    Esta muy buena la pelicula.

  2. #2 por blackmandi el 11 junio, 2012 - 19:39

    Recomiendo, si tenéis la oportunidad, y si ya la habéis visto antes, volver a verla junto a alguien que no sepa nada de la película. En mi caso, sólo iba a quedarse 5 minutos y no pudo quitar los ojos de la pantalla en dos horas ;)

  3. #3 por Snake el 12 junio, 2012 - 17:33

    No voy a negar, es evidente, que la película tiene algunos puntos que me gustaron. Sobre todo por la labor de Scorsese, el cual domina la técnica bastante bien (aunque a veces llegue a saturarme según la película).

    Sin embargo, tiene un gran pero, uno que suele ser bien valorado y que a mí me resultó lo más negativo de la cinta. Robert De Niro. Una vez más descorcha la botella de los gestos y la sobreactuación que tantos dividendos le han dado en su carrera.

    Un malo, un villano, un psicópata, puede ser histriónico y dejar un buen sabor de boca. Pero también depende de la película. De Niro es lo contrario de lo que ofreció Robert Mitchum en la película original. El cual asustaba simplemente con su mirada. Aquí el actor de El Cazador (posiblemente una de sus mejores películas junto a su actuación en el Padrino) es la exageración encarnada. Como si dejase patente que sus futuras interpretaciones (y anteriores ya puestos) iban a ir por esa línea.

    Es decir, que un villano más comedido, más reprimido, me habría gustado y convencido muchísimo más que éste. Precisamente me pasó lo mismo que cuando ví a John Travolta en el remake de Asalto al Tren Pelham. Al cual le daba mil vueltas Robert Shaw en la película en la que se basaba de 1974.

  1. ‘El cabo del miedo’ | Tierra de Cinéfagos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 502 seguidores

%d personas les gusta esto: