Archivo para la categoría Biografías

Los Hermanos Marx – The End

Aunque en 1957 Chico tuvo que hacerse cargo de sus deudas con la hacienda pública, en 1958 consiguió divorciarse de Betty y casarse con la actriz Mary Dee que había sido su amante durante más de 15 años.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

3 comentarios

Los Hermanos Marx XII – Por distintos caminos

Pero la vuelta al mundo del cine que supuso Una noche en Casablanca no fue lo que Groucho se esperaba y se lamentaba del encasillamiento al que se había visto sometido, del estatismo que caracterizaba las películas de entonces y afirmaba, de forma bastante visionaria, que “El problema (…), el mayor miedo de los productores y los distribuidores era no ganar dinero”.

Julius Henry se había cansado de Groucho. En este sentido, y como veremos más adelante, de los tres hermanos fue él el único que se distanció de su estereotipado personaje, mientras que Harpo y Chico siguieron interpretándolo hasta el fin de sus días.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

4 comentarios

Los Hermanos Marx XI – Groucho y la Warner

Harpo, Zeppo, Chico, Gummo y Groucho en los albores de la década de los 40

Escrita por Joseph Fields, Roland Kibbee y Frank Tashlin (sin acreditar) y dirigida por Archie Mayo, Una noche en Casablanca (A Night in Casablanca) se estrenó el 10 de mayo de 1946 con una acogida más bien irregular. Estaba claro que los años no pasaban en balde y es que los Marx estaban a punto de convertirse en sexagenarios.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , , , , ,

1 comentario

Escritores de cine: Robert Ervin Howard

Y allí llegó Conan de Cimmeria, el pelo negro, los ojos sombríos, la espada en la mano, un ladrón, un saqueador, un asesino sin piedad, de gigantescas melancolías y gigantescos pesares, para pisotear con sus sandalias los tronos enjoyados de la Tierra.

Él no era sólo un hombre salvaje; él era parte de lo salvaje, uno con los incontrolables elementos de la vida; por sus venas corría la sangre de una manada de lobos; en su cerebro acechaba la vasta profundidad de la noche nórdica; su corazón ardía con el fuego de bosques en llamas.”

Fragmento perteneciente a “El Coloso Negro”, de Robert E. Howard

Ante el resurgir cinematográfico del bárbaro cimmerio de la mano del impersonal, efectista y videoclipero realizador Marcus Nispel, me apetece sin que sirva de precedente dejar a un lado el cine–por el momento– para hablaros un poco de literatura, aunque dicha literatura esté en este caso inevitablemente ligada al séptimo arte—como casi siempre— , así que no creo que sea mear fuera de tiesto dedicarle unas breves palabras y unos precoces razonamientos a la “tía abuela” de nuestro amado cine, y más aún a sabiendas que en estos mismos momentos está en cartelera un nuevo film de Conan, que a pesar de lo visto en los escueto y “espectaculares” trailers –que huelga decir atesoran cierto aire desalentador que inevitablemente a uno le pueda recordar a la infame Xena o al Hercules televisivo de Sam Raimi– tienen toda la pinta de ser mucho más fiel a la obra de Howard de lo que fue la magnífica película de los años ochenta dirigida por John Milius y protagonizada por el carismático armario empotrado austriaco Arnold Schwarzenegger, que por cierto guarda el mismo parecido con el Conan de las novelas y de los comics que el que pudieran tener un huevo y una castaña, o sea nada de nada, pero éso es otro cantar. No nos desviemos—dos auto-collejas, plas plas–.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , ,

8 comentarios

Los Hermanos Marx X – Adiós y hola de nuevo

El hotel de los líos supuso un punto de inflexión en la carrera de los hermanos Marx, puesto que a partir de entonces su filmografía no volvió a alcanzar las cotas de calidad  de sus anteriores películas y Una tarde en el circo reafirma este dato corroborado por los críticos de la época y los fans del trío.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 comentarios

Los Hermanos Marx IX – Los años dorados

El 17 de noviembre de 1933 se estrenaba la desternillante Sopa de ganso (Duck Soup) que, aunque no obtuvo el mismo éxito que Plumas de caballo, es considerada una de sus películas más redondas (para mí, una obra maestra) y la que significó el adiós definitivo de Zeppo cansado de ese papel más que secundario al que se le había relegado.

Herbert-Zeppo probaría suerte en el mundo de la hostelería, pasaría por varias agencias teatrales hasta que, finalmente, decidió crear la suya propia en la que dio trabajo a su hermano Milton-Gummo, cuya empresa de ropa había vuelto a quebrar.

Tres días antes de presentarse la citada película, Harpo emprendía una gira por la URSS, propiciada y auspiciada por su amigo Alexander Woollcott, que pretendía reforzar los lazos de amistad entre los Estados Unidos y la Unión Soviética.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Los Hermanos Marx VIII – El cine y la radio

Los cuatro cocos (The Cocoanuts) no tuvo una acogida demasiado entusiasta el día de su estreno, aunque poco a poco fue programándose en un mayor número de cines mejorando sus recaudaciones.

En octubre de 1929 se produjo el crack de Wall Street que no solo afectó profundamente a los teatros de Broadway, sino también a Harpo y Groucho que prácticamente se arruinaron. Esta situación provocó que el hombre del puro y el bigote sufriera de insomnio crónico hasta su muerte.

Pero en ese mismo 1929 se estaba gestando otro crack más íntimo que provocaría, unos años después, que los cuatro Marx se redujeran a tres. Y es que Zeppo comenzaba a sentirse un mero comparsa, un segundón junto a sus hermanos a los que responsabilizaba de no haber podido crecer como actor.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

3 comentarios

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 507 seguidores